top of page

De novatos a Gurús: La farsa de la experticia instantánea.

En un mundo donde la información fluye como un río desbordado y los títulos se venden al mejor postor, ¿Qué define realmente a un experto?


 ¿Es el título enmarcado en la pared o la experiencia forjada en el fragor del campo de batalla?


En el teatro del conocimiento, a menudo nos encontramos con una comedia trágica: los autoproclamados profesionales emergen de la noche a la mañana, equipados solo con un certificado de fin de semana y la audacia para cobrar por su supuesta maestría.


¿Quiénes son estos supuestos gurús? 


Son aquellos que despliegan sus carteles como monitores, coaches, profesores, y otros títulos pomposos, como si fueran insignias de una sabiduría instantánea.


Han acudido a la llamada de un cursillo intensivo de viernes a domingo, donde se les promete el secreto del éxito en un envoltorio brillante y atractivo. Y así, armados con poco más que una bolsa de trucos y un ego inflado, se lanzan al mercado, listos para cobrar por su nueva y reluciente “experticia”.


Pero, ¿Qué hay detrás de esta fachada de conocimiento? En muchos casos, no mucho más que aire caliente. Carecen de la profundidad que solo los años de dedicación y estudio pueden proporcionar. Son como marineros novatos que se aventuran en aguas desconocidas, convencidos de que el simple hecho de poseer un mapa los convierte en capitanes. , ¿Qué ocurre con aquellos que han dedicado décadas a perfeccionar su oficio?


Los verdaderos expertos, los que han labrado su camino a través de las trincheras del conocimiento, observan con incredulidad como estos recién llegados intentan reclamar un terreno que no les pertenece. Han invertido innumerables horas, sacrificando noches de sueño y días de descanso . Han estudiado cada detalle, han enfrentado cada desafío y han superado cada obstáculo en su camino hacia la maestría.


Y, sin embargo, aquí están, siendo eclipsados por aquellos que se presentan como especialistas de la noche a la mañana. Es una afrenta a su dedicación, un desprecio por su arduo trabajo y una burla a su verdadera maestría.


Pero la historia no termina aquí. No se dejan intimidar por los charlatanes que intentan empañar su reputación. En cambio, siguen adelante con la cabeza en alto, recordando que la verdadera experticia no se adquiere en un fin de semana, sino a lo largo de una vida de dedicación y pasión. Así que antes de caer en las garras de aquellos que ofrecen atajos hacia el conocimiento, recuerda la verdadera maestría, solo se obtiene con perseverancia y verdadero compromiso.


Entonces, la próxima vez que te encuentres tentado a confiar en el último gurú de moda, detente un momento y reflexiona. ¿Estás dispuesto a poner tu confianza en alguien que apenas ha arañado la superficie del conocimiento, o buscarás a aquellos cuya sabiduría está arraigada en años de experiencia genuina? La elección es tuya

De novatos a Gurus
De Novatos a Gurus



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page